¿Cómo limpiar un toldo adecuadamente?

trucos para ahorrar en factura de la luz
Trucos para ahorrar en la factura de la luz: instalación de toldos
17 de mayo de 2022
como limpiar toldo

Saber cómo limpiar un toldo de la terraza, del balcón o del patio, es garantizar la durabilidad del mismo. Al fin y al cabo, los toldos son elementos esenciales para protegernos de los rayos del sol, así como de la lluvia o el viento si estamos en exteriores.

Por esta razón, desde Toldos Garrido, queremos mostrarte cuál es la mejor forma de limpiar tu toldo para que puedas hacerle el mantenimiento adecuado de una forma segura y eficaz.

Causas principales del deterioro de los toldos

Son numerosos los factores que intervienen en el deterioro de un toldo. Se tratan de objetos que están la mayor parte del tiempo expuestos al exterior, soportando en ocasiones condiciones meteorológicas adversas. Entre los más comunes encontramos:

  • Cambios meteorológicos: lluvia, sol, nieve, brisa, frío o calor. Todos provocan cambios notables en su composición.
  • Al ser un material parecido al plástico, los rayos del sol dañan más rápidamente la lona.
  • El viento si sopla con fuerza puede provocar que sus fibras se rompan con el paso de los años.
  • La suciedad también desmejorará su apariencia estética. Acaban surgiendo manchas y marcas de hongos que pueden provocar que sus fibras se vayan pudriendo, produciendo roturas en la lona.

¿Se puede lavar una lona del toldo?

Si tu toldo está hecho de lona, entonces estos consejos te serán de gran utilidad. Son muchos los materiales con los que se elaboran los toldos hoy en día, ya que, no todos están hechos para estar en la terraza o en el patio de una casa. Sin embargo, si el manto protector está hecho de lona, podrás limpiarlo sin problemas.

Por suerte, las lonas suelen estar fabricadas con un material sintético de alta resistencia que cuenta con propiedades impermeables, algo muy beneficioso para el proceso de limpieza y lavado del mismo. Al ser impermeables no se deteriorará con agua ni presentará ningún signo de desgaste si lo tratamos con detergentes o desinfectantes.

¿Cómo lavar un toldo?

El procedimiento de lavar un toldo en sí no es complicado. Siguiendo estos sencillos pasos no deberás tener problemas:

Quita el polvo

El primer paso es retirar todo el polvo y los residuos secos que pueden estar en tu toldo. Hojas, pelusas, plumas o cabellos es corriente que se queden estancados. Así será más fácil limpiar el toldo a la perfección.

Limpia con jabón

Una vez hayas retirado los residuos más visibles, puedes proceder a limpiarlo con agua y alguna sustancia jabonosa con la ayuda de un paño o estropajo. Si las manchas son profundas o de moho, puedes optar por un cepillo de cerdas suave, así como, más cantidad de agua y jabón hasta eliminarlas.

Aclara con agua

Después del proceso de lavado, es importante retirar el jabón y la suciedad con abundante agua. Recuerda que los químicos del jabón pueden opacar el color de la lona.

Sécalo bien

El último paso está claro. Debes secar el toldo y eliminar los depósitos de agua que queden. Esto evitará que se originen hongos en el material. Así prevenimos que se destruyan las fibras lentamente hasta deteriorarlo por completo.

Consejos generales para conservar el buen estado del toldo

A continuación, desde Toldos Garrido queremos dejarte algunos consejos generales para alargar la vida útil de tu toldo por mucho más tiempo, ahorrando así tiempo y dinero.

  1. Evita darle con agua a mucha presión. Esto puede provocar que la lona del toldo se estropee o se rompa más rápido.
  2. Evita dejar el toldo húmedo, sobre todo, si se encuentra en una zona interior donde no se podrá secar correctamente. Así, evitamos que se formen hongos indeseados.
  3. Evita usar productos de limpieza abrasivos que perjudican el color y vitalidad de la lona.
  4. Evita emplear cloro para limpiar el toldo, ya que podrías dañar considerablemente sus fibras.
  5. Recoge el toldo cuando haya ráfagas de viento muy fuertes. Podría dañarse y quedar inutilizable.
  6. Recoge el toldo si va a estar durante un largo periodo de tiempo expuesto. Incluso puedes desmontarlo para evitar que esté expuesto al sol y otras condiciones meteorológicas.

Si sigues estos consejos, podrás alargar su vida útil por muchos más años, así como, mantener su estado del principio durante más tiempo.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.